-

Contáctanos estamos para servirle:

↑ Volver a Historia de Vega Baja

Imprimir esta Página

Historia de Vega Baja

La llamada Ciudad del “Melao Melao”, morada del hombre de las cepas y los surcos, despierta sus sueños de guajana y miel abriendo sus puertas centenarias a todo visitante que desee ser partícipe de nuestro arte, historia y cultura vegabajeña.

Pasear por sus calles es revivir los sueños inconclusos de aquellos hombres que mantuvieron encendida la llama de la esperanza en todos los corazones vegabajeños, engrandeciendo así los sueños de la patria.

Vega Baja, situado en los llanos costeros del norte y fundada en 1776, es conocida por sus fértiles vegas, las cuales han estado habitadas desde hace miles de años. Sus históricos ríos Indio y Cibuco nos muestran en sus aguas tranquilas la sangre, el sudor y el sacrificio de nuestro Indio, nuestro Africano y nuestra hidalguía Española…orígenes de nuestra raza.

Todos los puertorriqueños conocen a Vega Baja por su playa de aguas cálidas, jugando con caracoles y olas de plata, transformando su encanto en atardeceres cargados de romanticismo y poesía.

Es digna de admiración nuestra zona histórica con sus fachadas pueblerinas que ostentan orgullosas su pasado glorioso fundiéndose en el bullicio de la gran “Ciudad por derecho propio” que hoy disfrutamos.

Nuestra iglesia, con su cúpula austera y vigilante es el vivo reflejo de un legado divino enmarcado en una arquitectura centenaria de la cual todos nos sentimos orgullosos…¡Nuestro Monumento Nacional!

Nuestro Museo Casa Alonso ubicado en una antigua casona firmemente sostenida en un pasado de tardes solariegas, abre sus puertas mostrando sus doscientos años de historia puertorriqueña…historia que nos dignifica y enaltece.

Entre la grata sombra de los recuerdos “La Plaza de Recreo” se nos hace querencia, luminosidad y aroma.  Voces antiguas se nos van haciendo presencias cercanas, aunque intangibles y circundan los más profundos sentimientos del alma entre faroles coloniales, bancos y pisos de argamasa y ladrillos.

Nuestro “Teatro Fénix”, con sus columnas austeras y perennes desafían el olvido y el tedio, y levanta sus alas gloriosas dando paso a un despliegue de luz en su incansable afán de un nuevo renacer teatral en nuestro pueblo.

Nuestra “Casa Alcaldía” con su bullir cotidiano…soldado vigilante desde el 1923, nos impresiona con la majestuosidad de su fachada y la quietud de su reloj dormido.

El territorio que ocupa hoy Vega Baja, ha sido habitada desde hace 2,358 años. Sus primeros habitantes de la entonces llamada región de Sebuco fueron indios.  La región del Sebuco fue poblándose lentamente por una sociedad rural dedicada principalmente a la crianza de ganado.

El pueblo de Vega Baja se fundó, según los historiadores, en el año 1776. Su primer nombre fue la Vega-Baxa del Naranjal de Nuestra Señora del Rosario.  Don Antonio Viera, Capitán Poblador, fue el portavoz que solicitó formalmente el reconocimiento de Vega Baja como pueblo.

La persona que donó 200 cuerdas para la construcción del pueblo fue Don Manuel Negrón Benítez.  Las primeras elecciones bajo el dominio español se celebraron en Vega Baja el 9 de septiembre de 1812. Durante el siglo XIX la agricultura tuvo un gran desarrollo, especialmente con el cultivo de la caña de azúcar.

Esto trajo como consecuencia un aumento en el número de esclavos.  En el 1848 hubo una revuelta de esclavos en Vega Baja, debido al trato cruel que recibían éstos de sus amos.  El movimiento fracasó y para darles un escarmiento el mulato Miguel fue fusilado, debido a que se consideraba como el cabecilla de la llamada “revuelta de esclavos”.

En el año 1862 Vega Baja fue clasificado como el pueblo de primera clase en el aspecto civil.

Al comenzar el siglo XX, la agricultura seguía siendo la principal ocupación de los vegabajeños.  La central San Vicente suplía empleos a varias personas y otras ganaban su sustento como obreros en el cultivo de la caña de azúcar y frutos menores.  Al cerrar sus operaciones la Central San Vicente en el año 1968 hubo que buscar nuevas fuentes de empleo para los residentes de Vega Baja.

Se establecieron industrias y poco a poco la economía de la población ha pasado de una base agrícola a una eminentemente industrial.  En el barrio Cabo Caribe hay establecida una zona industrial donde operan fábricas dedicadas en su mayor parte a la fabricación de piezas y manufactura de diversos bienes.

Fuera de esa área opera V’Soske Shop, la mayor y más prestigiosa fábrica de alfombras de nuevo mundo y que está localizada en el barrio Pugnado Afuera.

En el barrio Ceiba-Sabana está establecida una de las mayores y mejores farmacéuticas del mundo Pfizer.

También contribuyen a la economía y progreso del pueblo los centros comerciales Las Vegas, Vega Baja Mall y otros comercios localizados en la zona urbana y su periferia.

Desde nuestro histórico pueblo del “Melao Melao”, le extendemos una cordial invitación para que nos visiten y disfruten de todas las cosas maravillosas que nos definen y caracterizan, sobre todo nuestros hombres que con esfuerzo y valor encomiable han hecho de nuestra “Villa del Naranjal” una gran “Ciudad por derecho propio”…orgullo de Puerto Rico.

Enlace permanente a este artículo: http://www.vegabaja.gov.pr/feature/color-chooser/