-

Una sierva de Dios al servicio del prójimo Diana María Negrón Rossy

Por: José Luis Colón González

La caridad es la virtud que consiste en ver siempre algo bueno en nuestro prójimo.

Sócrates

Este pensamiento del gran filósofo griego, Sócrates, nos sirve de inspiración para describir la esencia de una de nuestras Damas Destacadas 2021, Diana María Negrón Rossy, quien nació el 2 de octubre de 1955 en Río Piedras, Puerto Rico.  Diana es la benjamina de los cinco hijos habidos en el matrimonio de don Cristóbal Negrón Morell y doña Judith Rossy Porras, ambos fallecidos.  Son ellos:  Cristóbal, Junior, Cuca, Mimita y Tito.  Está casada con el Sr. Eloy Nieves, y tiene tres hijas:  Janice Judith, Wilmarie y Diana Aileen López Negrón, quienes le han bendecido con tres nietos:  Jared Gabriel Díaz López, y Dialennys y Dailanys Rivera López. 

Aunque el antiguo municipio de Río Piedras dejó de existir en 1951, cuando fue anejado como un barrio del municipio de San Juan, Diana y su familia son de esos riopedrenses genuinos que no renuncian a sus raíces. Cursó estudios sus grados elementales en la Escuela William D. Boyce en Río Piedras. En 1972, sus padres se mudan al pueblo de Vega Baja para comenzar el Centro de Rehabilitación Silo Misión Cristiana, razón por la que Diana se gradúa ese mismo año de la Escuela Superior Lino Padrón Rivera en el Curso Comercial en Secretarial. Al finalizar la Escuela Superior, comienza a trabajar en la antigua Autoridad de Fuentes Fluviales, hoy Autoridad de Energía Eléctrica. Sin embargo, con el nacimiento de Janice Judith, su primogénita, decide renunciar a su trabajo en la AEE y ayudar -de forma voluntaria- a sus padres con el trabajo administrativo en Silo Misión Cristiana.

Paralelo al desempeño de sus funciones en Silo, Diana decide continuar estudios universitarios, los cuales culmina en 1987 al obtener un bachillerato en Administración de Empresas de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras. En esta misma institución, nueve años más tarde, completó su primera maestría en Administración Pública, siendo el promedio más alto en la Concentración de Administración de Personal.  En el año 1995, y luego de 22 años de laborar en el área administrativa de la institución familiar, la Junta de Directores la nombra directora del Hogar SILO MISION CRISTIANA en Vega Baja, asumiendo todas las responsabilidades que un Centro como este requiere. Para ayudar en la rehabilitación de los participantes internos, realiza esfuerzos para integrar y ampliar programas de terapias de familia, tutorías académicas, talleres vocacionales como computadoras, de artes culinarias, curso de repostería, taller de hojalatería y pintura, taller de ebanistería, taller de barbería, talleres de música, entre otros, con el fin de capacitarlos con destrezas en la reinserción de los mismos a su familia y sociedad.  De igual forma, comenzó el Proyecto Casa Silo en el año 2013 para albergar a personas sin hogar en el cual se les ofrece vivienda, alimentación, y se les provee artículos de primera necesidad, ropa, zapatos, entre otros.  Específicamente en la ciudad de Vega Baja, el Programa de Alcance Comunitario (Outreach) les provee alimentos (almuerzos) dos veces en semana y artículos de higiene personal.

Para el año 2001, y por la necesidad apremiante de servicios residenciales para adolescentes, en unión a su esposo y un equipo de personas voluntarias, Diana funda el Hogar de Rehabilitación residencial para adolescentes Casa Luz y Vida, Inc. en el pueblo de Toa Alta.  Este Hogar, al igual que Silo, ofrece servicios de índole residencial a adolescentes de 13-17 años de edad con problemas de adicción a sustancias psicoactivas y/o alcohol.  Este Centro es su mayor pasión, pues son vidas que a corta edad se han desviado, abandonado la escuela. Por tal razón, se trabaja para reenfocarlos en el camino de provecho y bienestar.  Para el 2009, junto a su esposo y equipo de trabajo, comienza un nuevo Hogar en el pueblo de Isabela, Puerto Rico.

      En el año 2009, Diana María obtiene una segunda maestría en Trabajo Social de la Universidad de Puerto Rico en Río Piedras con un promedio de 4.0 puntos.  Consciente, como nos recuerda el prócer Eugenio María de Hostos, de que “el ciudadano más educado es el que puede servir mejor a sus semejantes”, en el año 2017, Diana obtiene el grado de Doctor en Filosofía (PhD.) en Trabajo Social con especialidad en Política Social, también de la UPR.  Actualmente, además de sus labores por aproximadamente 48 años en los Centros de tratamiento, se desempeña como profesora conferenciante a tiempo parcial en el Programa de Maestría en Trabajo Social de la Pontificia Universidad Católica, Recinto de Arecibo. 

Aunque por sus múltiples compromisos profesionales Diana no posee mucho tiempo libre disponible, disfruta de la lectura, la música, la agricultura y la confección de alimentos y postres para su familia y amigos. Sobre sus tres grandes pasiones, Dios, su familia y el servicio al necesitado, Diana María Negrón Rossy ha edificado su vida sobre la prédica de Proverbios 31, Elogio de la mujer virtuosa:

Mujer virtuosa, ¿quién la hallará?

Porque su estima sobrepasa

Largamente a la de las piedras preciosas…

Alarga su mano al pobre,

Y extiende sus manos al menesteroso…

Fuerza y honor son su vestidura;

Y se ríe de lo por venir.

Abre su boca con sabiduría,

Y la ley de clemencia está en su lengua… 

Así es Diana, una mujer bendecida por Dios; una sierva al servicio de su prójimo.

Enlace permanente a este artículo: https://www.vegabaja.gov.pr/una-sierva-de-dios-al-servicio-del-projimo-diana-maria-negron-rossy/